matryoshka_museum_doll_buttom

Inspirado por el Partit dels Socialistes de Catalunya (o lo que queda de él), el nuevo proyecto del PSOE para organización territorial de España aparece ilustrado en la imagen superior: España es la matryoshka nodriza tumbada, echándose una buena siesta, mientras sus pequeñas pero muy dispares naciones anidadas andan entre travesuras, tropezones, encontronazos y berrinches.

Para ser considerado “nación en la nación” es condición necesaria contar con un poder público (“mando en plaza”) o “proto-taifa” bien establecido, instaurado y consolidado entre 1980 y la actualidad, e invocar una identidad correlativa a sus actuales límites administrativos con el aserto “también somos nación”.

Satisfechos ambos requisitos, se adquirirá el derecho a exigir menos “injerencias” de la administración general o “Estado español” en “sus” asuntos, que no son sino los de las múltiples oligarquías políticas territoriales e incluyen, ciertamente, la gestión total y absoluta de sus recursos humanos (súbditos) y económicos, impuestos inclusive.

Adiós, solidaridad y equilibrio territorial entre regiones más y menos ricas.

Adiós igualdad de derechos y deberes, con sistemas legales y judiciales cada vez más distantes.

Adiós libertad, sometidos cada vez más a la tiranía de las oligarquías locales, caciquiles.

Si te disgusta o, al menos, preocupa este “proyecto”, puedes informarte aquí sobre cómo hacerle frente: www.unidossi.es

Anuncios