“Falta de respeto”, “gravísimo”, “impresentable”. Con estos calificativos se han referido Podemos y, sobre todo, Pablo Iglesias e Irene Montero, al hecho de que Mariano Rajoy declare por vídeoconferencia en el juicio del caso Gürtel. Los podemitas olvidan, o no, que en su día ellos mismos recurrieron al plasma para testificar en un juicio. Fue en octubre de 2016, cuando Íñigo Errejón, Carolina Bescansa y Gloria Elizo depusieron ante el juez por una purga en Cataluña. El demandante fue Enric Martínez, vetado por la dirección para concurrir al proceso de elecciones a la Secretaría General catalana.

Los dirigentes de Podemos trataron, además, de demorar la comparecencia, alegando su actividad como diputados, formar parte de candidaturas y estar en campaña electoral en el día señalado por el juez, o incluso que su abogado estaba “indispuesto”. Los declarantes solicitaron hacerlo por vídeoconferencia amparándose en que se encontraban en Madrid y no podrían desplazarse a Barcelona, donde se celebraba el juicio. Argumento que fue cuestionado por el demandante, que ironizó, por ejemplo, con el hecho de que Elizo hubiese viajado a Ulán Bator (Mongolia) pero no a la ciudad catalana. (…)

Lectura completa: okdiario.com/espana/2017/05/20/errejon-bescansa-declararon-sistema-quiere-rajoy-plasma-1005174

Anuncios